15.12.06

Postales de Transilvania


Atravesando una tundra nevada y agreste, el tren llegó a Brasov, ciudad capital de la provincia de Transilvania, sede de mitos y leyendas, en el corazón de Rumania, en el extremo oriental de Europa.
Bajamos a la estación y nos abordó un sujeto llamado Iván Gabriel, dispuesto a todo con tal de que nos alojemos en una casa que rentaba para viajeros y turistas. Para mayor comodidad nos invitaba a llevarnos en su automóvil.
Imaginen nuestra aprensión a subirnos a un auto con un desconocido, en un país remoto, y no precisamente dotado de la mejor fama.

El tipo no paraba de hablar, y mientras pensábamos qué hacer, levantamos la vista y apreciamos que salir en soledad de aquella sórdida estación quizás representara un peligro mayor que confiar en Iván Gabriel.
Rumania es un país muy pobre, y a simple vista, la estación estaba poblada por ladronzuelos y aprovechadores de toda laya.
Iván Gabriel apeló a una especie de libro de actas, en el que constaban los mensajes que habían dejado supuestos viajeros que se habían alojado en la casa que rentaba, provenientes de los cinco continentes. Buscamos los mensajes escritos en castellano, y descubrimos que habían pasado por allí españoles, argentinos, chilenos y mexicanos. Todos hablaban maravillas.
Finalmente nos rendimos a su insistencia, y accedimos. Iván Gabriel nos condujo a un vetusto Lada de producción soviética, que milagrosamente había sobrevivido al colapso de la URSS y aún funcionaba.
La casa estaba muy bien, costaba sólo 7 dólares la noche, e Iván Gabriel se comportó como un excelente anfitrión durante nuestra estadía.
Esta fue sólo la primera anécdota curiosa de nuestro paso por aquel lugar perdido del mundo.

Salimos a recorrer Brasov, que nos cautivó de inmediato. Es una ciudad impactante, con una arquitectura que mezcla distintivos detalles romanos y turcos con la tosquedad de los bloques de cemento soviéticos.
Hay dos lugares extraordinarios: el primero es la peatonal, de piso de mármol, alma y vida de la ciudad. Allí se aprecia la idiosincrasia rumana, su naturaleza comerciante y su origen, mezcla de latino con gitano. Miradas penetrantes, licor de ciruela a mares y gente que se gana la vida como puede.
Nosotros la visitamos en diciembre, el invierno había llegado y la temperatura llegaba a los -10 grados. La nieve se había convertido en hielo, y caminar era toda una aventura. Imaginen una peatonal atestada de gente que caminaba a tientas, en cámara lenta, procurando, con poco éxito, no resbalar en el hielo. Toda una postal grotesca y extraña. La pregunta es obvia: ¿A quién se le ocurre hacer un piso de mármol en una calle tapada por el hielo?
El otro lugar fuera de lo común es la Plaza Stafului, la plaza principal de la ciudad. Es el sitio más bello del país, con su catedral amarilla coronando el paisaje.
Sin embargo, lo mejor de Brasov son sus alrededores, con los Montes Cárpatos de testigos de su colosal historia, representada por el Castillo de Raznov, más conocido como el “Castillo de Drácula”.
Drácula no es un vampiro, sino Vlad Tepes, el héroe nacional de Rumania, ya que fue quien expulsó al imperio otomano del país. Vlad Tepes fue famoso por su crueldad. Como ejemplo basta decir que asesinaba a los prisioneros enemigos mediante la técnica del empalamiento, consistente en introducir un palo muy filoso por la boca, y hacerlo salir por el ano de la víctima. La muerte tardaba minutos, y el sufrimiento era atroz.
Estas historias inspiró al escritor británico Bram Stoker, la famosa leyenda del Conde Drácula.
El castillo donde moraba Vlad Tepes se halla rodeado de un paisaje sobrecogedor, que parece extraído de una película de terror. Está sobre una colina, entre la niebla, y se llega por un camino serpenteante.
En el castillo hay un museo. Al llegar allí vivimos dos historias dignas de contarse:
La primera: llegamos a la puerta y había un cartel que decía los horarios y el precio de la visita. Estábamos dentro del horario indicado, pero estaba cerrado. Tratamos de preguntarle al tipo que hipotéticamente vendía las entradas por qué no se podía ingresar. Nos dijo que el horario marcaba que debiera estar abierto, pero que estaba cerrado. Y que sí queríamos ingresar debíamos abonarle 30.000 leis. (1 dólar). La entrada “real” costaba 60.000 leis. En resumen: el tipo cerraba el museo, y lo abría sólo cuando alguien aceptaba tan humilde soborno, inferior al precio oficial.
No estábamos dispuestos a perdernos la visita por un corrupto de tan poca monta, por lo que accedimos a su pedido e ingresamos.

La segunda: mientras visitábamos el castillo aparecía cada tanto una mujer, que solícitamente nos guiaba y nos explicaba detalles del lugar. Incluso nos abrió la terraza con una llave antigua, para que tomáramos fotos panorámicas.
Apenas apareció la mujer desconfié, ya que nada es gratis, y menos en Rumania. Cuando terminamos la visita y nos disponíamos a irnos, la mujer nos condujo a una sala. Abrió un ataúd y extrajo tejidos artesanales, para que se los compráramos. No había manera alguna de negarse, y creo que si no comprábamos nada, todavía estábamos allí.
Elegimos un lindo sweater, que adquirimos a menos de 3 dólares. Mientras nos íbamos, la mujer guardaba el resto de las prendas en el ataúd.
Así es Rumania. Bello, fascinante, extraño, misterioso y algo peligroso, es cierto. Sin embargo, visitarla es un regalo para el viajero inquieto, curioso, ávido de conocer lugares tan distintos, con gentes de costumbres tan diferentes a las nuestras.
Si viajar es crecer, conocer Rumania es crecer de golpe. Y además, es una experiencia inolvidable.

Fotos, desde arriba hacia abajo:

1) Mariana y yo en camino hacia el castillo (es el que está arriba, sobre la colina).
2) El barrio antiguo de Brasov, con los Cárpatos de fondo.
3) Mariana en la Plaza Stafului, con la Catedral amarilla.
4) La terraza del Castillo de Drácula.
5) Mariana con Ivan Gabriel, el que nos alquiló la casa (que no es la que está detrás, claro).

18 Comments:

Anonymous Mariann.- said...

Daniel es un excelente agente turístico y dejar librado a su criterio la formación del itinerario por Europa era un placer para mí. Sabía que me llevaría a conocer lugares preciosos de la forma mas ingeniosa posible y escapando como siempre de los tours preparados que ofrecen las agencias.
Confiaba plenamente en él.
Por un capricho que siempre tuve, cuando decidimos hacer este viaje por Europa y Daniel me preguntó si yo quería conocer algún país en especial, le dije "Sí, quiero ir a Rumania a conocer el Castillo de Drácula".
Daniel, con los ojos desorbitados no sabía si estaba hablando en serio o en broma. No era un destino marketinero. Creo que el jamás esperaba de mi esta respuesta ya que siempre que pregunta recibe por respuesta "confío que tu itinerario va a ser de primera, solo quiero que incluyas la mejor playa que encuentres para pasar unos días".
Como soy una persona soñadora, que aún le gustan los castillos y los cuentos, siempre soñé conocer ese castillo que veía en las peliculas de terror. El sólo hecho de imaginarme allí con mi amado Daniel me despertaba miles de sensaciones. Debo confesar que me atrae vivir de noche y también me despertaba mucha curiosidad la historia de Vlad Tepes, mas conocido como el Conde Drácula jeje.
Daniel, como verán en las fotos, hizo otro de mis sueños realidad.
Lo que él omitió contar que cuando tanto dudábamos de subirnos al auto de Iván Gabriel, me preguntó cuál era mi percepción femenina y algo, muy dentro mío me dijo "si". Y ahí conocimos al que se convertiría en nuestro guía personal y quién también ofició de traductor en este paìs de costumbres tan disímiles a las nuestras.

Probablemente este sea el lugar mas extraño que haya estado en mi vida y lo recomiendo ampliamente. No se arrepentirán de conocerlo.

Besos vampirezcos...

15/12/06 21:38  
Blogger Sólo Felipe said...

Que fuerte debe estar ahí... encontrarse en la tierra original del famoso Drácula y, además, sentirse amenazado cada pocos minutos.

Te confieso que no es uno de mis destinos en mente. Debo pasar por decenas de países antes de llegar a Rumania... pero quién sabe.

Nunca digas de esta agua no beberé. Muchos saludos

16/12/06 02:41  
Blogger Trauco said...

Nos gustó la narración, y nos quedamos esperando ver la foto de la gente en cámara lenta ¿ya?

16/12/06 16:08  
Blogger gatita said...

Hola Dani.... mira que viendo las fotos, con tu narración y los antecedentes estuve a punto de decirte.... cuidado!!! el Conde Drácula puede estar en cualquier lugar!!!!! jajajaja...
que emosionante experiencia y que paisajes tan impresionantes.....
Ya hasta frío me dió....
Les dejo un abrazo y un beso a ambos... MUUUA!!!!

17/12/06 00:14  
Anonymous loritaparlanchina said...

Escalofriante, sorprendente, mágico. wow ¡que experiencia mas increible debió ser!...
Lo único que yo sabía de Drácula es que creía que era un vampiro, jeje, gracias por la información, me has sacado de la más completa ignorancia con respecto a este tema.
Sabes, pienso que esa técnica del empalamiento bien la podríamos aplicar aquí en mi país a tanto corrupto y burócrata que existe, jeje moriría por verles la cara.
Saludos

18/12/06 12:58  
Blogger Seoman said...

Pues asi da gusto, teniendo agentes de viajes por todo el mundo. Veo que no te gusta beta, Bueno no esta tan mal, sera acostumbrarse como todo en la vida. Un saludo, vampiro

PD. ENCONTRASTE ALGUN VAMPIRO?

19/12/06 07:50  
Blogger Mis Nuevos Aires said...

que lindas fotos!!!!
y que emoción poder conocer transilvania.. me imagino las historias y más historias de condes drácula :p

hermoso viaje..
cariños!

19/12/06 11:37  
Blogger con alas para volar said...

Hola mi Dany

Oye esas fotos transmiten el frio, wow!!!!

Que pleno tu viaje.

Danny vine a desearte una felices fiestas amigo, que la pases en compañia de Mariana, que siempre reine en vuestros corazones el amor del uno por el otro, que siempre puedas realizar tus sueños, que siempre puedas seguir viajando, oye hace 3 semanas estuve en Bogota, la conocí a puro autobus, vecina-hermana de Quito, lugares hermosos como en todo lado.

Querido amigo:

QUE LA PAZ Y LA FELICIDAD ESTEN PRESENTES EN ESTAS FECHAS DE NAVIDAD Y FIN DE AÑO, QUE EL PROXIMO SEA DE MUCHA PROSPERIDAD EN LO ESPIRITUAL y material.
QUE DIOS TE BENDIGA HOY Y SIEMPRE

sinceramente

tu amiga Nelly

pdta: Oye me lei tus textos de Cuba, BUENISIMOS!!!!! se te felicita.

19/12/06 17:35  
Blogger cheqa said...

transilvania pa mí está tan lejos que ni en película lo vería cercano! pero llegará el día, llegará el día...

como primera vez que estoy aquí, tengo que mencionar varias cosas que quizá terminen en una sola, como por ejemplo que las fotos son preciosas, y hablo de que el paisaje con el amor hacen una conjunción perfecta!...por otro lado siempre he soñado ver nevar y en este punto así fuera en transilvania lo aceptaría...que se aguante la nieve no más que yo llegue algún día!!

por último, no pude dejar de recordar la hermosa canció de silvio rodríguez cuando en medio de una historia loca, canta a viva voz: "y mariana, quiere ser canción"...

gracias daniel por tus visitas, ahora que sabes que si no venía no era porque no quería sino por no saber cómo hacerlo (me averguenzo mil veces por ello) a partir de hoy, no de hoy como hoy, sino del instante, de esta sensación de amistad, uste estará en mi cheqa, en mi krusay y en mi munaq....

abrazos felices desde mi cheqa...

20/12/06 00:12  
Blogger Lorena Sáez said...

Que tenebroso y a la vez llamativo este viaje, muy particular y lleno de detalles que lo hacen mas interesante, pero creo que paso... voy a elegir otros destinos... jijijiji


Abrazos!

20/12/06 13:22  
Anonymous Martín Bolívar said...

Maravillosas imágenes, coloridas y llenas de vida, con unos relatos magnífico de una experiencia como viajar, alguien dijo que viajando se aprende todo, o casi todo, diria yo. Un saludo de un ex vecino de Caballito, que vivió en el cruce de Neuquén y Avellaneda, hincha de Ferro Carril Oeste, no me doy cuenta de dónde es exactamente Caballito sur, para mí como decía una pintada cerca del Ferrocaril Sarmiento, ya no se llama así me parece, decía: Caballito, el mejor país del mundo. Un cordial saludo y FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO 2007.

20/12/06 15:41  
Blogger Marco said...

Daniel, con tu cronica de rumania revivi mi intencion de ir a aquel pais. De Rumania, tengo recuerdos infantiles, no porque haya estado ahi, sino porque hubo una gimnasta muy famosa, Nadia Comanecci que fue la primer gimnasta en obtener un 10 en unos juegos olimpicos. Ella fue muy famosa en Mexico y Rumania para mi era ella. Despues supe de Rumania lo malo, lo de aquel dictador sangriento depuesto en los 30, Caucescu, lo de la pobreza y todo. Ahora los rumanos andfan por Europa cantando en las calles, sobre todo en Madrid, cantando canciones latinoamericanas, muchas de Mexico. cuando exprese mi deseo de ir a Rumania estando en Nitra, Eslovaquia, me dijeron que era muy muy peligroso y no fui. Pero creo que despues de leer tu relato lo intentare... suerte y Feliy Navidad y 2007

Marco

20/12/06 18:33  
Blogger Daniel de Witt said...

Marian: Gracias, te amo.

Felipe: No es para tanto, tampoco es que te sentís amenazado todo el tiempo. Es chocante al inicio, luego te acostumbrás.

Trauco: No tengo foto de la gente caminando en cámara lenta. Bastante trabajo tenía para no irme de culo al piso yo también, como para además andar sacando fotos.

Gatita: Rumania es fascinante, y también, es verdad, hace mucho frio.

Lora: Hay varios que se merecerían el empalamiento, es verdad.

Seoman: No encontré vampiros, aunque hay mucha gente en Rumania que se les parece bastante. Te lo aseguro.

Claudia: Fue un viaje muy raro. No recuerdo haber estado en un lugar tan extraño. Es fascinante.

Nelly: Gracias, lo mejor para vos también.

Cheqa: Bienvenida al blog. Me alegra mucho que te haya gustado.

Lorena Sáez: Si no conocés muchos lugares, Rumania no es buen país para "debutar" como viajera independiente. Eso es verdad. Pero una vez que le tomes el gusto a viajar, verás que te atraen estos sitios extraños. Son todo un desafío.

Martín: Vivo en el límite entre Caballito, Parque Chacabuco y Boedo, a unas 15 cuadras de Primera Junta. Bienvenido al blog y gracias por tu comentario.

Marco: Rumania es más peligroso que Eslovaquia, sin dudas. Pero tampoco es el infierno. Hay que ir con precauciones, eso sí. Cualquier cosa que necesites mandame un mail. Tengo datos de hoteles, trenes, ciudades, etc.

20/12/06 19:21  
Blogger Angeles said...

Hola Felices fiestas y gracias por visitar mi blog...

21/12/06 00:03  
Blogger Castor_Troy said...

gracias por el animo que buen viaje se me viene a la mente la imagen de las tres vampiras en la habitacion con keanu Reeves EN LA PELICULA Dracula de Bram Stoker dirigida por Coppola, con la Moniquita Belucci

21/12/06 09:43  
Blogger Mujer con sombrero said...

Increíble!!! Había leido sobre Rumania en una revista de viajes, pero no había sabido de nadie que hubiera ido... A veces los mejores destinos son los menos turísticos. Existen un montón de lugares fascinantes que ni siquiera hemos oido nombrar. Mi sueño por ejemplo es ir a Cuba (claro,destino muy turístico) pero también a Turquía, leí por ahí que Estambul es espectacular... Me alegro por tu viaje, saludos desde Chile

21/12/06 10:46  
Blogger Daniel de Witt said...

Ángeles: Gracias a vos también.

Castor Troy: El Castillo de Drácula es tenebroso de verdad. La película se queda corta, te lo aseguro. Igual, es fascinante la visita.

Mujer con sombrero: Coincido. Los destinos menos promocionados suelen ser los mejores. No conozco Estambul, aunque también está entre mis planes próximos. Es una ciudad llena de historia, milenaria. Fue Costantinopla, Bizancio y Estambul. La puerta de Asia, La Sublime Puerta, el Bósforo. ¡Ya me quiero ir a Estambul!

21/12/06 20:38  
Blogger Marco said...

Hola Daniel, espero te acuerdes de mi. Me llamo Marco, soy de México y tengo un blog donde alguna vez has dejado un comentario. Yo soy visitante habitual de tu blog y te escribo porque hago un podcast semanal sobre viajes y en el episodio número cinco he hablado de un post de tu blog donde describes tu viaje por Transilvania. También he puesto un enlace a tu página (los que diseñan se equivocaron y pudieron Martin en lugar de Daniel, así que una disculpqa por ello) para que los que escuchen el podcast lo visiten y se suscriban. Ojalá puedas escuchar el podcast alguna vez. Suerte y gracias por tu blog que es una de mis lecturas habituales. El enlace al episodio 5 del podcast donde hablo de tu blog es:

http://www.frecuenciacero.com.mx/pasajeroscondestino/index.php?option=com_content&task=view&id=19

Suerte y ojala puedas escuchar mi podcast Pasajeros con Destino o mi blog http://marcocar.blogspot.com

Marco, desde México

9/4/07 15:06  

Publicar un comentario

<< Home

Locations of visitors to this page