9.11.06

El Danubio no es azul, pero Viena es mucho más que un vals



En Viena hay diez muchachas,
un hombro donde solloza la muerte
y un bosque de palomas disecadas
Hay un fragmento de la mañana
en el museo de la escarcha
Hay un salón con mil ventanas
Toma este vals con la boca cerrada

En Viena hay cuatro espejos
donde juegan tu boca y los ecos
Hay una muerte para piano
que pinta de azul a los muchachos
Hay mendigos por los tejados
Hay frescas guirnaldas de llanto
Toma este vals que se muere en mis brazos

En Viena bailaré contigo
con un disfraz que tenga cabeza de río
¡Mira qué orilla tengo de jacintos!
Dejaré mi boca entre tus piernas,
mi alma en fotografías y azucenas,
y en las ondas oscuras de tu andar
quiero, amor mío, amor mío, dejar,
violín y sepulcro, las cintas del vals.

Federico García Lorca

El tren había partido de Budapest, y pocas horas después nos dejó en la capital de Austria. Acceder a Viena desde Europa del Este provoca que el contraste sea más nítido, y que el fulgor de esta histórica ciudad encandile al visitante.
Europa del Este es atractiva, misteriosa, cautivante. Sin embargo, Viena es todo eso y además le agrega el inigualable encanto de las ciudades centroeuropeas.
Anochecía cuando dejamos la estación de trenes y nos sumergimos en sus mágicas calles. Llegamos al hostel, situado a pocas cuadras.
Alojarse en el Hostel Ruthensteiner es unas ofrenda a la Torre de Babel. Las habitaciones son multitudinarias y multiétnicas. Me tocó compartir la habitación con un chileno, un mexicano, un irlandés, un liberiano, un chino y tres japoneses. A Mariana le tocaron en suerte tres chicas canadienses.
Esa misma noche salimos a recorrer la ciudad.
Estábamos en el mes de diciembre, y faltaban pocos días para la Navidad. Nos dirigimos hacia las ferias navideñas, donde cientos de vieneses compartían salchichas, platos pletóricos de calorías y vino caliente llamado Punsch, a la intemperie, con una temperatura bastante inferior a los cero grados.
Estas ferias, con música, puestos de venta de todo tipo de objetos, espectáculos, y comida deliciosa, con Santa Claus omnipresente bajo la persistente nevada, marcan el pulso de la ciudad en esta época del año.
Sin embargo, la luz del día nos permitió advertir otras bellezas de Viena. El monumento a Mozart, los innumerables museos, iglesias y obras arquitectónicas de todas las épocas hacen de la visita una experiencia inolvidable.
Una mención especial merece el centro histórico. Hay una avenida que lo rodea. Todo lo que está enmarcado dentro de esa arteria circular se denomina Ring. Es probablemente el barrio más lujoso de Europa Central y uno de los más atractivos del mundo. Caminar por sus calles peatonales, perderse en sus callejuelas llenas de encanto, y mitigar el frío con un chocolate caliente le hacen honor.
Pero una visita a Viena no es completa si no se conoce el Río Danubio, protagonista de los valses de Strauss. El Danubio no es azul, por cierto, pero sus márgenes congeladas, y el fantástico paisaje blanco circundante bien valen la visita.
Nos fuimos de Viena seguros de haber conocido una ciudad fantástica. Por suerte no nos íbamos de Austria. Íbamos a Salzburgo, donde seguimos apreciando la belleza de uno de los países más hermosos de Europa.

Fotos

Arriba: El Danubio a su paso por Viena, con mucho frío
En el medio y abajo: Vistas del Ring, el centro histórico de Viena

16 Comments:

Blogger gatita said...

Hola y saludos... primera vez que te visito....
Gracias por el paseo por viena, no conozco Europa, pero me encantaría.... y bailar un vals con mi amado a orillas del Danubio!!!!!... Suena cursi verdad....pero me agradaría mucho...
Dejo Un Fuerte abrazo para ambos.
Volveré.

10/11/06 03:26  
Blogger gatita said...

Hola y saludos... primera vez que te visito....
Gracias por el paseo por viena, no conozco Europa, pero me encantaría.... y bailar un vals con mi amado a orillas del Danubio!!!!!... Suena cursi verdad....pero me agradaría mucho...
Dejo Un Fuerte abrazo para ambos.
Volveré.

10/11/06 03:27  
Blogger Lorena Sáez said...

Genial! Tengo la esperanza de llegar a Europa en unos años mas, me atrae ese continente lleno de historia... me encantaria pasearme por Inglaterra, Paris... y conocer de Francia la provincia que lleva mi nombre: Lorraine... jejeje

Abrazos amigo viajero!!!

10/11/06 08:50  
Blogger Mis Nuevos Aires said...

:o La envidia se apodero de miii.. que ganas de viajar a Europa!! cuando mis papás fueron llegaron con millones de fotos y yo lo únio que repetía era.. quiero estar allá!!!..
Algún día..

Cariños y buen fin de semana!!

10/11/06 09:27  
Blogger Maynard said...

Te escribe otro envidioso!! ..siempre he querido conocer Europa, pero nunca he tenido la oportunidad de pisar tan lejanas tierras.
Algun dia espero hacerlo, sin embargo me gustaria realizar el viaje solo despues de recorrer el contienente en q vivo.. latinoamerica tiene varios tesoros por descubrir.. y q aun me esperan.

Saludos!

10/11/06 11:55  
Blogger G.F. said...

Che, ¿vos podrás dejar de viajar?. abrazo y felicitaciones por el viaje. Gonzalo.-

10/11/06 12:30  
Blogger Verónica Reyes Serra said...

¿Hay algún lugar del mundo en el que no hayas estado?
Si cada vez que paso por aquí me entero de que has estado
en paises maravillosos.
Dicen que cuando se empieza a viajar, no se puede parar. Que
siempre estará la curiosidad por descubrir un nuevo lugar.
¿Cuándo visitas Chile nuevamente?
Vas a tener que venir a Concepción, sin duda. Está a cinco horas
(por tierra) al sur de Santiago.

Nos leemos.

Un abrazo.

11/11/06 04:51  
Blogger Daniel de Witt said...

Maynard: Muy atinada tu reflexión. Europa es maravillosa, y tiene muchas cosas para conocer. Pero Latinoamérica no se queda atrás. Hace un tiempo dejé un post referido a ese tema.

Verónica: He estado en muchos sitios, y en Chile también. Lamentablemente no conozco Concepción. Espero ir pronto.

A todos: Gracias por sus comentarios. El objetivo de estos posts de viajes es estimular en quienes los lean el gusto por viajar, que es la mejor inversión que puede hacer un ser humano.

11/11/06 12:19  
Blogger Lore Ortiz said...

Lindas las fotos de techos y árboles nevados.
Tuve la oportunidad de estar en Europa el invierno (allá) del 97... pasé el Año Nuevo en Venecia...
No conozco Europa del Este... sería interesante un viaje por esos lados...

Un beso, chau
Lore

11/11/06 22:25  
Blogger Lycette Scott said...

García Lorca es sencillamente grande

12/11/06 19:24  
Blogger socióblogo said...

Estuve en Viena hace 8 o 9 años y es realmente una ciudad muy linda. Ahora sólo la veo desde Google Earth.

En todo caso en este blog me habría esperado algún comentario mordaz sobre la Restauración, mencionando quizá a Metternich, o quizá una alusión al tremendo lujo de palacios como el Schloss Shönbrunn (¿concentración de la riqueza?), jajaja.

En fin, buen post, lindas fotos.

Saludos.

13/11/06 12:22  
Blogger Daniel de Witt said...

Socióblogo: También podría haber mencionado que Hitler era austríaco y no alemán, y que Austria es el país con menos inmigrantes negros de Europa Occidental, debido al trato discriminatorio que sufren.
Todo eso es tan cierto como la belleza de Viena. Pero en los post sobre viajes trato de dar otra mirada.
Saludos y gracias por la visita.

13/11/06 12:30  
Blogger Opinión Negra said...

Pareciera que fuera su placer cumplable el conocer territorios atractivos para el hombre...

wenas vibras


http://opinionnegra.blogspot.com/

14/11/06 03:19  
Anonymous Anónimo said...

Mi querido Danny:

Que gran relato presentas hoy, casi me has transportado a Viena.
Has plasmado tus vivencias con gran nitidez, tus palabras conjugan emoción, entusiasmo y vida.
Danny realmente este viaje es el que más me ha gustado.

Besito volado
con mucho cariño

Ne

14/11/06 14:05  
Blogger con alas para volar said...

OOUUPS

El anónimo era yo!!!
bueno ya vos lo sabias no!

que tengas buenas vibras por mi Bue querido.

14/11/06 14:07  
Anonymous Mariann.- said...

Hola, como estás?. Solo dejame hacerte una pregunta : COMO TE PUDISTE OLVIDAR EL PARQUE DE DIVERSIONES DONDE ME GANASTE LA CARRERA DE KARTINGS?. Te dejo la página por si no lo recordas:

http://www.wiener-prater.at/

Yo ciertamente no puedo olvidar ese lugar tenebrosamente nevado, solitario y tan atractivo a la vez. Solo nosotros en todo el parque. Te acordás??
Realmente, Viena es una ciudad encantadora, elegante y glamorosa. Me encantó. Y gracias por traerme a la mente algunos recuerdos que ya se me estaban borrando...será porque pasó ya demasiado tiempo?? No crees que ya es hora de volver??
Bueno, cuando quieras, sabes que siempre estoy dispuesta a preparar la mochila y partir.

TQM

Mariann.-

Pd. HERMOSO VALS...

29/11/06 03:28  

Publicar un comentario

<< Home

Locations of visitors to this page