4.10.06

¿Sabías que estás financiando el “sueño americano”?

“El neoliberalismo consiste básicamente
en un conjunto de reglas orientadas a que
los ciudadanos de los países del tercer mundo
financien el nivel del vida de los estadounidenses”

Joseph Stiglitz, Premio Nóbel de Economía.
Ex – funcionario del Fondo Monetario Internacional



Durante el año 2005 el déficit fiscal y comercial de Estados Unidos superó los 865.000 millones de dólares.
Esta cifra, inabarcable para la mente humana, imposible de imaginar, no es un asiento contable. Es dinero contante y sonante.
Es, a grandes rasgos, y simplificando la explicación, la diferencia entre lo que el Estado de Estados Unidos y quienes viven allí producen y lo que consumen. Es decir, que Estados Unidos consume mucho más de lo que produce.
Ahora bien, ¿Quién paga eso?
La respuesta es compleja y tiene diversas aristas, por lo cual me voy a circunscribir a un solo factor.
En 1944, en plena guerra mundial, representantes de 44 países se reunieron en Bretton Woods, Estados Unidos. Allí se tomaron dos medidas que cambiarían para siempre las relaciones económicas internacionales: se creó el Fondo Monetario Internacional y, la que nos ocupa, se adoptó el dólar estadounidense como moneda mundial, reemplazando al oro, que se utilizaba hasta entonces.
No es aventurado afirmar que ésta última medida es la piedra angular que permitió que Estados Unidos se convirtiera en la potencia mundial unipolar que es hoy.
La mayoría de los países de América Latina no participaron de Bretton Woods, pero más adelante suscribieron lo allí resuelto.
Esto hizo que nuestros países tengan sus reservas monetarias mayoritariamente en dólares, y que incluso, sus ciudadanos, es decir nosotros, ahorremos en dólares, en parte por la poca confiabilidad de nuestras monedas y también, inducidos por la maquinaria mediática que presenta al dólar como garantía de perdurabilidad, y provoca que los bienes más costosos (inmuebles, automóviles, tecnología, etc.), estén valuados en dólares.
Ustedes se preguntarán, ¿Qué tiene que ver todo esto –aburrido por cierto- con que nosotros estemos financiando el “sueño americano”?
Es relativamente sencillo.
Si cualquier país tiene déficit fiscal, y por ende, carece de recursos para afrontar sus compromisos, tiene dos maneras de proceder: una es endeudarse, generalmente ante el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial, y someterse a aplicar sus políticas económicas, que indefectiblemente van en contra de los intereses del país en cuestión.
La otra opción es aún peor: emitir moneda.
¿Por qué es peor?
Cada país debe respaldar el dinero circulante con reservas. Antes de Bretton Woods esas reservas estaban compuestas por lingotes de oro. Luego de ese acuerdo, por dólares.
Si un país emite moneda nacional, sin el suficiente respaldo en dólares, ese dinero emitido carece de valor, y se generan diversas distorsiones económicas, siendo la más visible una espiral inflacionaria galopante.
Todo esto es aplicable a cualquier país… menos a Estados Unidos.
Ellos pueden emitir tanto dinero como se les ocurra, sin que ello genere inflación.
¿Por qué?
Sencillo: esos dólares emitidos no se convierten en circulante, sino que salen del país, para formar parte de las reservas monetarias del resto de los países, para utilizarse en transacciones comerciales entre terceros países o como ahorro particular de la gente común.
Al no quedar en Estados Unidos, esos dólares no necesitan del respaldo de las reservas, ya que no inciden en la economía norteamericana.
Dicho de otra forma, Estados Unidos “exporta su déficit”. El mundo está “inundado” de dólares, debajo de los colchones de quienes pueden ahorrar y en los Bancos Centrales de los distintos países.
Algunos países, de los que más sufren el acoso estadounidense, como Ecuador, Panamá o El Salvador, se han visto obligados a adoptar el dólar como moneda. En estos casos es aún peor: estos países no sólo tienen sus reservas en dólares, sino que incluso el circulante está teñido de verde.
Imagínense si el resto de los países decidiera desprenderse de esos dólares y cambiarlos por oro, por euros o por la divisa que fuera. Todos esos dólares saldrían al mercado, la sobreoferta de moneda estadounidense quedaría expuesta, su valor caería, en valores constantes, a los niveles de la crisis de 1930 y la economía de “la primera potencia mundial” se desplomaría como un castillo de naipes.
Quienes mejor saben esto son los propios funcionarios estadounidenses, y adoptan todas las medidas a su alcance, legales e ilegales, lícitas e ilícitas, para que nadie “saque los pies del plato”.
Valen dos ejemplos: China amagó en 2004 con convertir parte de sus monumentales reservas a euros. Estados Unidos cerró su mercado a los productos chinos, a condición de una revaluación del yuan (la moneda china). ¿Por qué quería Estados Unidos que el yuan se revaluara? Elemental: si la moneda se revalúa, el dinero circulante necesitará de más reservas para sustentarse, y China necesitaría más dólares para ello. China no volvió a desafiar al Imperio.
El segundo ejemplo: Saddam Hussein, pocas semanas antes de la invasión, fue más lejos que los chinos: cambió sus reservas iraquíes, multimillonarias a partir de las regalías petroleras, a euros. Aquí no hubo advertencia: hubo invasión militar. Caído Saddam, las reservas iraquíes volvieron a estar constituidas por dólares.
Siempre me gusta terminar este tipo de artículo con alguna propuesta para llevar adelante. Confieso que en este caso es muy difícil.
Sólo se me ocurre una cosa: en lo posible, no ahorremos en dólares. Esto no es sólo una causa utópica y romántica. Es también pragmática. El dólar, objetivamente, es hoy papel pintado, sin ningún otro respaldo que su prestigio creado artificialmente y las extorsiones, amenazas y bombas que Estados Unidos emplea para sostenerlo.
Tarde o temprano el dólar se desplomará, y cuando ese día llegue quiero disfrutarlo, no llorar sobre mis “pequeños ahorros derramados”.

23 Comments:

Blogger Diego Viñas said...

jajaja dijiste en las últimas líneas lo que iba a decirte: los dolares son hoy en día papel pintado, pero pintado muy berreta, , algo así como el 1 a 1 de Charles y ya vimos como terminó eso. Está buena la de dejar de bancar el dolar pero como es el ser humano promedio es lamentablemente impracticable (más el argentino que guarda papel berreta a morir). Muy interesante lo que escribiste. Un abrazo

4/10/06 21:10  
Blogger G.F. said...

Felicitaciones por el artículo, coincido totalmente, lastima que es bastante utópico que dejen de ahorrar (que era esa palabra?) en dolares. Un abrazo y Sls. Gonzalo.-
Pd. Si no te molesta te agrego a los links amigos. Gonzalo.-

4/10/06 22:53  
Blogger .:. Pola .:. said...

Me gusto tu articulo, confieso que no me gusta leer cosas muy largas... pero este me entretuvo... acá en chile el dolar se a devaluado muchismo en estos dos ultimos años, me hiciste recordar un profesor de economia que tenia en la universidad.

Saludos.-

5/10/06 00:55  
Blogger Con alas para volar said...

Hola Danny.

Y los ecuatorianos, los salvadoreños; y, panameños que ya vivimos con la moneda verde, cómo dejamos de ahorrar, y eso cuando el ingreso te lo permite, la situación actual aqui me atrevería a decir que el ahorro se ha reducido sustancialmente.
Difícil realmente tu tema, que hacer, para dejar de enriquecer a EEUU, potencia mundial que tiene con el FMI en sus manos a los paises latinos.

Mi respuesta es que la unión hace la fuerza, el sueño bolivariano, unir a toda America Latina y Central en una sola y ahi pelear de igual a igual, es POSIBLE, todo es posible.
Primero la idea, luego el sueño, después la acción y finalmente el resultado.

Besos Danny.

Pdta: La rosa vive mientras el jardinero llega, claro que sí, indudablemente.

5/10/06 01:28  
Blogger Sólo Felipe said...

Daniel, creo que has tocado una realidad que para la mayoría de los gobiernos del mundo debe ser difícil de aceptar. Lo que planteas es todo un desafío, porque están yendo contra una "verdad" que ya nadie cuestiona. El dólar, esa inversión de EE.UU. nos tiene sometido a su economía y es una especie de dictadura monetaria.
Por mi parte, orgullosamente ahoro en pesos chilenos (aunque tengo algunos dolarcillos guardados por ahí).

5/10/06 01:48  
Anonymous loraparlanchina said...

Muy bueno el artículo, pero no creo que muchos ecuatorianos conozcamos la palabra "Ahorro" esa palabrita se eliminó del "diccionario de la real lengua ecuatoriana", más aún cuando los sueldos en el Ecuador son tan bajos que definitivamente no existe capacidad de ahorro hace muchisimo tiempo. Aún recuerdo cuando existía el sucre que en su máxima paridad llegó hasta los 25.000 sucres por dólar. Aún recuerdo los pocos dólares que envíaban mis familiares desde eeuu y al cambiarlo a sucres era un dineral y te alcanzaba para muchisimo. ¡Vaya que si han cambiado las cosas!. Ojalá y gane Correa a ver cómo les queda el ojo con el "Rumiñahui".
Saludos desde Guayaquil.
Bye Daniel

5/10/06 12:37  
Blogger Castor_Troy said...

Siempre bueno como siempre, sin duda leer este blog es siempre educativo,jejeje, como ingeniero comercial te puedo decir que me contribuyo mucha informacion valiosa, y si bien no soy completamente antigringo, si conozco de los abusos a los cuales nos encontramos sometidos los pueblos de sudamerica por rendirle pleitecia a esta potencia, por comprar sus mentiras, sus armas, pero bueno la politica se maneja a niveles inteligibles para las personas comunes, solo son algunos los que lograr destrozar esa cortina de humo que nubla nuestra vision ante la verdad, siempre he pensado que deberiamos unirnos todos los paises sudamericanos como lo hizo la Union Europea, para combatir las alzas del dolar, comparto la el sueño de simon bolivar y su logia lautarina de que sudamerica debio haber sido solo una nacion, seriamos la mas rica en recursos naturales capacez de intervenir las bandas de precio del mercado y poner la pauta de la economia, para finalizar como el dijo el Che Guevara "TODOS SOMOS UNA RAZA DE MESTIZOS"

5/10/06 13:11  
Blogger Maynard said...

¡¡Que buen blog!!
..nose como no lo había visto antes. Y sí, totalmente deacuerdo contigo, aunque la realidad que comentas ya nos tiene atados de ace ya bastante. Lo difícil es detener el imperio económico (y por ende el único importante dada las condiciones del mundo actual) ..tal vez eso de ahorrar sirva, pero vaya q sería complicado.
Estaré atento a tu blog.
Saludos!

5/10/06 13:58  
Blogger Andrea Podesta said...

ya sabes que coincido, nunca de los nuncas ahorre en dolares, por una cuestión etica y no lo haré, en cualquier momento van a caer y yo estaré ahí para disfrutarlo!!!
besotes nene, que estes bien...

5/10/06 18:43  
Anonymous amet said...

Obviamente como otros que antes escribieron, la unica solucion a esto es la union sudameriacana, solo que algunos de los gobernantes de estos paises, estan aun de la mano de estados unidos, por intereses propios y no por el bienestar del pueblo. Ya hemos visto como poco a poco algunos paises han empezado a despertarse y esperemos que toda sudamerica lo haga!!!

Abajo el imperio Yanqui!!!!

5/10/06 20:53  
Blogger Con alas para volar said...

Danny mira lo que publicó el Miami Herald.

Ecuador: el neopopulismo contra el dólar
CARLOS ALBERTO MONTANER

Parece que los ecuatorianos van a elegir a Rafael Correa como su próximo
presidente. Es joven, carismático, economista graduado en una buena
universidad norteamericana, bien parecido, inteligente, y se comunica muy
bien con las masas. Hace años lo conocí fugazmente en la Universidad
San Francisco de Quito, adonde había ido a dictar unas charlas.

Creo que me Hizo una grata impresión en el terreno humano. Ahora, si los
sondeos no se equivocan, está a punto de ocupar el Palacio de Carondelet, la
vieja mansión presidencial quiteña.

Lo probable es que, pese a sus notables rasgos personales, el profesor
Correa fracasará estrepitosamente y arrastrará al país en la caída.

Tiene, como muchos de sus compatriotas, las intenciones correctas, pero se
Equivoca irremediablemente en la terapia. Es verdad que en Ecuador una buena

parte de la población es miserable, y no yerra cuando afirma que las
instituciones están podridas, la corrupción es rampante y una buena parte de
la clase dirigente ha hecho o mantiene su riqueza por sus vínculos
cortesanos con el poder.

Todo eso es cierto, pero estos viejos y endémicos males no se
Solucionan rechazando los tratados de libre comercio con Estados Unidos,
Exacerbando los conflictos étnicos, riñendo con el Banco Mundial y el FMI,
colocando a Ecuador en la órbita enloquecida de Hugo Chávez y proclamando
tonterías como la búsqueda de la ''soberanía alimentaria''. Por ese camino,
el señor Correa creará otros graves problemas y sólo conseguirá empobrecer
aún más a sus compatriotas, estimular la emigración en masa de los
trabajadores más audaces y laboriosos, ahuyentar los capitales, aumentar el
desempleo, frenar las inversiones nacionales y extranjeras, reducir
sustancialmente la recaudación fiscal y crispar la vida pública hasta el
punto de provocar graves brotes de violencia.

En realidad, en Ecuador no es sorprendente que un político con
Semejante programa disparatado llegue al poder. No es una casualidad que sea
el país de América Latina donde la dictadura cubana cuenta con más
simpatizantes.

Las encuestas periódicas de Latinobarómetro invariablemente muestran a
Una sociedad en la que hay un altísimo porcentaje de personas partidarias
de un Estado paternalista, antimercado y antiamericano. El anterior
presidente electo, Lucio Gutiérrez, ganó las elecciones a principios del
2003 elegido por una mayoría de votantes que esperaba que pusiera en marcha
un gobierno neopopulista, algo que, sin embargo, se resistió a hacer, acaso
porque estaba bien asesorado, o tal vez por cierta prudencia natural. Sin
embargo, veintisiete meses más tarde, por razones fundadas en las
rivalidades
políticas, fue depuesto por el parlamento, y es hoy Alfredo Palacio, su
vicepresidente, acosado por la impopularidad, quien terminará el mandato y
le entregará la banda presidencial a Correa para que lleve a cabo la tarea
que Gutiérrez esquivó.

No obstante, lo predecible es que Correa también fracase y el obstáculo
Más importante lo encontrará en el dólar. Llegará al poder con una economía
dolarizada, camisa de fuerza que el Estado tuvo que colocarse en el año
2000 a regañadientes porque era incapaz de sujetar la hiperinflación y la
consecuente devaluación galopante del sucre. Y como Correa sabe que una
economía dolarizada es incompatible con el modelo populista y
asistencialista que sueña con implantar, seguramente intentará
quitársela reintroduciendo un nuevo signo monetario nacional que le permita
hacerle frente a un aumento brutal del gasto público mediante el sencillo
expediente de contar con una incansable máquina dedicada a imprimir dinero
cada vez que las arcas del tesoro estén medio vacías.

Pero esa reforma inflacionista, absolutamente indispensable si se
Propone echar las bases de un gobierno neopopulista de corte chavista,
provocará un desbarajuste económico incontrolable que lo enfrentará a casi
todo el gremio empresarial, a los acreedores y a los otros partidos
políticos, desatando una crisis institucional aún más grave que las que
provocaron la destitución de los tres anteriores presidentes. En efecto,
Abdalá Bucaram, Jamil Mahuad y Lucio Gutiérrez fueron violentamente
sustituidos por sus vicepresidentes, o por alguien designado por el
Congreso, aunque es difícil que en esta oportunidad el vicepresidente
seleccionado por Correa sea el que ocupe su lugar. Se llama Lenin Moreno y
su nombre no es precisamente un augurio tranquilizador para quienes querrán
controlar los desórdenes que se avecinan. Ecuador, pues, marcha a paso
rápido hacia el despeñadero. Esa imperfecta república y la frágil democracia
que le da forma y sentido penden de un hilo. La convulsa historia del país
sugiere que algún militar en su momento lo cortará de un tajo. Eso, si
ocurre, será muy triste. Será volver a empezar un ciclo trágico.


QUE INCREIBLE NO!!!!!!!!!

Porque no plantea soluciones??????
Porque no da alternativas????????

RESPUESTA: "El tipo ya es AMERICANO"

UN ABRAZO

6/10/06 11:03  
Blogger Daniel de Witt said...

Nelly, gracias por el dato.
Lo más impresionante es que Carlos ALberto Montaner fue despedido del Miami Herald hace menos de un mes, ya que se se había comprobado que recibía dinero del Gobierno de los Estados Unidos para hacer lobby en contra de Cuba y de Venezuela.
Gracias a las amenazas de la mafia cubana de Miami el tipo volvió a su cargo y desde allí sigue haciendo el mismo lobby de antes.
Ingresen a esta dirección y lean sobre el tema: no tiene desperdicio.

http://www.argenpress.info/notaprint.asp?num=034197

6/10/06 12:14  
Blogger Ratopado Ras Tafari Makonen said...

Lo que planteas sirve para entender cómo funciona el mundo: un estado dominante intenta mantener su yugo y ahí mismo aflora la parte más decadente: otros países que sabiendo lo que hace Estados Unidos igual lo apoyan en sus práctica imperialistas y con tal de obtener ciertos beneficios venden sus principios y su libertad.

No se trata de no tener relaciones con Estados Unidos, pero sí hay que eliminar todo tipo de nexo que implique darle poder político o económico al imperio estadounidense.

La Unión Europea no existe por un fin altruista. No creo que de un día para otro a los países occidentales europeos les hayan empezado a causar simpatía países a los cuales siempre han mirado hacia abajo, como Albania, Rumania y Chipe. Se unen, simplemente, para hacer un frente común contra el imperio de Estados Unidos.

¿Se puede hacer eso en Sudamérica? Para mí, al menos de momento, es IMPOSIBLE, porque por más que entre los pueblos haya simpatía, los gobiernos de cada estado adoptan posturas disímiles. Argentina, Venezuela y Bolivia parecen estar cercanos; Ecuador, Colombia y Chile también; Brasil, siempre es el "neutro" y trata de quedar bien con todos. Paraguay y Uruguay, ahí están, tratando de asociarse con cualquier que les pueda ayudar. Y Perú, busca mejorar las relaciones con Chile, pero nada es seguro.

Pienso que la única forma de ver caer al imperio estadounidense es dejarlo solo y tranquilo. Su propia decadencia los hará darse un golpe del cual no podrán recuperarse. Eso pasó con todos los imperios y éste no será la excepción.
Su economía está cada vez más frágil e inestable y si no fuera por las guerras que ellos inventan, la situación económica sería aún peor. Insisto, en la medida que Bush siga como presidente, van directo al precipicio.

6/10/06 12:23  
Blogger Lorena Sáez said...

Uf! vaya temita este... hace tiempo que los venimos financiando.

Por eso a ahorrar en Euros!!! Los que puedan ahorrar... ;)

Saludos!!!

6/10/06 16:37  
Anonymous Eduardo said...

Que el argentino se saque de la cabeza "ahorrar" y que si lo puede hacer no lo haga en dolares, es sin lugar a dudas un sueño. Yo no coincido en "la culpa no es mia.".
Ahorrar es una costumbre heredada de españa e italia y afirmada y consagrada por "mañana puede pasar cualquier cosa en éste país". Aprendido y enseñado de generación en generación. Sentencia que consafra otro principio argentino que dice: "yo no soy de aquí".
Aprendido y enseñado de generación en generación tambien el billete dolar se hizo la costumbre argentina.
Si todas te parecen que resumen el prototipo del ser "egoista". Coincido. El miedo no deja cambiar y cuando vos gritás, estás solo. Cuando hablás todo el mundo te apoya. Me parece que un país como Argentina es auto-suficiente. Pero debe desaparecer (vaya a saber como) más de tres generaciones. Y comenzar en la fé de que mañana será mejor y no peor, en que soy soy y vivo y creo, ahorro en pesos, y en una justicia organizada, y......- Todo esos cambios nunca se comenzaron a dar. Apenas pises la calle te vas a encontrar con ese hombre (argo-egoista)
Si el dinero no fuera a parar debajo del colchon se generaria empleo puro, sin intervencion estatal. Como debe ser.
De otro modo, estas destinado a que sea el Estado el que lo provoque, con sus funestas causas.
Si se tuviera confianza en el país nadie usaria moneda extranjera para ahorrar.
EEUU genera empleo en base a su excesivo consumo. Aún me emociono cuando veo comprar un sabado o un domingo cosas, ropa, electronicos, muebles, que nadie sabe para que los quiere y ni donde los va a poner. Pero es bueno que no sepan parar la maquinaria. Nadie quiere pararlo y esa es "la bandera norteamericana" no los colores.
Ese es el "sistema" que no quiere cambiar nadie, ni siquiera interesa votar por alguien, porque no es obligatorio y las ausencias son tremendas, pero que importa, lo que importa es "no cambiar el sistema".
Y me emociono viendo lo que se gasta y lo que se tira, y lo que se compra y recompra. Pero no le hecho la culpa de los males nuestros a ellos, sino a nosotros mismos. Si que Montaner ya es Americano, se lo chupo el sistema. NO hay modo de escapar, tarde o temprano, se deja de pensar y se ocupa el tiempo en comprar auqnue no haya mucho tiempo para disfrutar porque hay muchas horas que trabajar para poder comprar, y si se pudo trabajar mas horas al año per capita que los japoneses, tambien se puede vivir trabajando a full para pagar, alquiler del auto, hipoteca de la casa, escuela, universidad, viajes, otro auto, mas televisores, dvds, vcrs, ipods, dvdws, cpus, printers, etcy etc. .....pero hay veces en que el cerebro se dispara de tanto tener y de falta de tiempo, entonces es necesario una descarga emocional; entrar a una escuela y asesinar a varias alumnas. El mundo no tiene respuestas y el hombre es imperecto y la vida corta para cambiar el mundo en una generación y .....lo que pedís lo verán otros, yo te aseguro que vos no tendras tiempo.
Respetuosamente.

7/10/06 16:52  
Blogger Pan y circo said...

Excelente árticulo... coincido absolutamente. Vos pensá cuántos billetes hay circulando en el mundo.. es impresionante.. hasta en la billetera, en forma de pirámide como amuleto de la suerte...
Si todos decidieramos cambiar dólares sería una verdadera revolución mundial
Muy interesante.

Saludos

Alejandro

7/10/06 18:51  
Blogger Lore Ortiz said...

Me encantó leer que lo que leí... está muy bueno tu post.

Detesto a Bush porque se cree jefe del mundo y me cargan los gringos caricaturizados en televisión... da la impresión que fueran todos títeres de sus autoridades y faltos de intelecto.

No me había puesto a pensar en los dólares que tenemos son emitidos en USA y sin límites... es como crear dulces y regalarlos a todos... mmm, interesante propuesta... me caen mejor los euros porque es plata que no está tan sucia.

Un beso, chau
Lore

7/10/06 19:25  
Blogger Con alas para volar said...

Es bueno como uno va tejiendo dato tras dato, y llegar a la conclusión sencilla de que el capitalismo es un sistema que mañana o más tarde deberá cambiar empezando por el imperialismo de EEUU, coincido con Eduardo y Ratopado.

Más sin embargo un día la union de latinoamerica dejara de ser utopia!!!!! UN DIA

Lei todo el artículo que pasaste, que tenaz!
Besos

7/10/06 23:06  
Blogger Verónica Reyes Serra said...

En unos años más será el Euro lo más cómodo para
ahorrar e invertir. El problema es cómo desgarrar la influencia
del dólar en la economía actual, sobre todo en nuestro continente.
Y, por sobre todo, en los paises que somos el patio trasero de EEUU.

Buen post.

Un abrazo.

8/10/06 16:08  
Blogger juan pablo ortiz said...

Está increible el post.
La verdad es que me uno a cualquier causa que vaya en desmedro de los imperalistas yanquis...y sobre todo del nazi Bush.
Gracias por la información.
saludos, nos leemos.

8/10/06 22:06  
Anonymous Luciana said...

Solo sera cuestion de esperar!!! Si se cayo el imperio romano, tranquilamente podra caerse este!! estoy totalmente de acuerdo en ahorrar en euros, solo que a veces cuando uno tiene que vender o comprar por ejemplo una propiedad, es imposible hacerlo en euros porque te cobran mucho en la compra venta de divisas!!.
Un beso
LU

9/10/06 10:59  
Blogger L.A. said...

A ver, esto es de lo más tendencioso que he leído últimamente.
La mayoría de los argumentos macroeconómicos que das no son ciertos, pero son perfectos para fanáticos anti-EEUU.

Y por si acaso, EEUU obviamente enfrenta la inflación al igual que todos los países. No es inmune a ella por el hecho de que su moneda se use en tantas partes.

29/11/06 00:50  
Blogger Libertario said...

Para que sepas Panamá nunca tuvo una moneda oficial, y no tiene moneda de curso forzoso por lo cual el dólar no es su moneda oficial.
Además tiene una de las tasas de inflación más bajas del continente A todos esos ecuatorianos que se acuerden como el sucre perdía valor hora a hora gracias a que la moneda estaba a la merced del politiquero de turno. Excelente artículo anti yankee pero solo eso y como siempre marcado por la teoría conspirativa.

Pobres de nosotros siempre siendo blanco de los gringos pero que les esperará a las naciones que ahora crecen y se desarrollan como Irlanda, Estonia, India, China, Singapur, Taiwan también los gringos se meterán a joderles la economía?

14/10/07 19:59  

Publicar un comentario

<< Home

Locations of visitors to this page