14.8.06

Lunes por la mañana

Se puede estar soñando con hacer el gol del campeonato, con ser el conquistador de alguna remota isla de la Polinesia. Se puede ser el protagonista de una historia de amor en la Rusia de los Zares o simplemente recrear una escena placentera de la vida cotidiana.
Lo mismo da. Sin embargo, cuando el sol asoma tímidamente sus rayos, o a veces incluso antes, un monótono sonido, pertinaz, terco y sobretodo agudo, interrumpe la formidable historia anidada en el subconsciente para recordar otra vez el triunfo del más implacable tirano que haya pergueñado la raza humana: el reloj.
Y como no es triste la verdad, lo que no tiene es remedio, es la hora de ir a trabajar. Y para colmo es lunes.
Alguien dijo alguna vez que el momento de la semana que más le gustaba era el lunes por la mañana, ya que a esa hora se concentra la mayor cantidad de potenciales revolucionarios por kilómetro cuadrado.
Es más, me animo a aventurar que cualquier loca idea tendiente a cambiar la lógica del trabajo, será más disparatada y a la vez brilante, cuando se elabora bajo la ducha matinal de un lunes.
¿Quién no ha planeado la mejor manera de asesinar a un jefe a esa hora y ese día?
Todo esto se me vino a la cabeza hoy a la mañana, justamente cuando me duchaba. Incluso me dije: "qué malo será el trabajo, que hasta te tienen que pagar para que lo hagas".
A medida que avanza el día la lógica del raciocinio le va ganando espacio a la revolución anti-despertador y todo sigue como siempre. ¿Pero cuánta energía no canalizada hay en esos millones y millones de individuos que tienen la misma sensación a la misma hora?
Relacionado con esto, les dejo una canción del poeta andaluz, que, al menos en su letra logró desafiar la autoritaria rutina de las melancólicas mañanas:

Estábamos en lo mejor
cuando sonó el despertador
como un jarro de agua fría.
El vino dulce del placer
se avinagró sobre tu piel y la mía.
De nueve a dos, de cuatro a seis,
yo, que he nacido para rey
trabajando por dinero…
¿Y si te quitas el jersey
y nos sacamos otra ley del sombrero?
Diles que no piensas fichar,
pon el reloj a la hora de los locos de atar.
El lunes es el día peor,
bailar con un ordenador el bolero del masoca.
Volviéndole la espalda al mar,
sin un mal beso que llevarse a la boca.
La fuerza de la gravedad del cielo nos exiliará
cuando subas la persiana
¿Por qué no hacemos el amor
y tiras esa ropa por la ventana?
Diles que no piensas fichar,
pon el reloj a la hora de los locos de atar.

13 Comments:

Blogger LaMujer said...

A muchos he oído decir aquello Daniel: "Es lunes recién y me espera toda una semana de trabajo" y muchos también han soñado, (como Felipito, el amigo de Mafalda), con que caiga un rayo en su centro de trabajo, haha. Pero, habemos algunos, que los lunes nos llegan como bendición para ocuparnos ya que no nos gusta tener tiempo libre. En mi caso es simple, y es que no me gusta tener tiempo libre porque me pongo a pensar mucho y me deprimo ya que le encuentro 10 patas al gato. Las crisis existenciales, para ser precisa.
Y a veces, como dice la canción de Silvio, llega el día indiscreto y torpe para terminar con la belleza de la noche, donde se tejió un universo loco de caricias, dudas y complicidad.
Te dejo la canción abajo :)

Al tibio amparo de la 214
se desnudaba mi canción de amor:
llegaba el día, indiscreto y torpe,
y la belleza nos hacía más pobres,
más esclavos de la ronda del reloj.

Así pasaron los momentos locos,
así pasaba la felicidad:
huyendo siempre de mirada de otros,
entretejiendo un universo loco
de caricias dudas y complicidad.

Toma de mi todo,
bébetelo bien,
hay que ayunar al filo
del amanecer.
Toma de mi todo
y todavía más,
hay que esperar un largo
no de claridad.
Toma de mi todo
cuanto pueda ser.
El sol no da de beber.

A los tristes amores mal nacidos
y condenados por su rebelión
daré algún día mi canción de amigo
y fundiré mi vino con su vino
sin perder el sueño por la excomunión.

Y a quién me quiera incinerar los versos, argumentando un folio inmemorial,le haré la historia de este sol adverso, que va llorando por el universo esperando el día que podrá alumbrar.

Toma de mi todo,
bébetelo bien,
hay que ayunar al filo
del amanecer.
Toma de mi todo
y todavía más,
hay que esperar un largo
no de claridad.
Toma de mi todo
cuanto pueda ser.
El sol no da de beber.

14/8/06 22:00  
Blogger Lore Ortiz said...

Genial la idea de que el lunes es cuando se concentra la mayor cantidad de posibles revolucionarios en un mismo lugar... me gustó.

Yo no uso reloj de pulsera, y tampoco tengo despertador. El primero no lo uso porque me carga llevar el tiempo colgando de mi cuerpo y que tenga que estar pendiente todo el "tiempo" de él.
Y el segundo no me gusta porque prefiero amanecer de forma placentera que cn un pito en la oreja.
Lo bueno es que mi reloj biológico sí me despierta relativamente a la hora adecuada... (cuando no es así lo hace mi madre).

Un beso, chau
Lore

15/8/06 11:46  
Blogger Daniel de Witt said...

Carmencha: extraordinaria la canción de Silvio. Con respecto al concepto de "tiempo libre", eso es un inventio de la sociedad postindustrial.
Hasta mediados del siglo XIX la gente vendía su trabajo, y vivía de ello.
Luego, con la llegada del trabajo en serie, la gente, en su gran mayoría, dejó de vender su trabajo, y comenzó a vender su tiempo.
Es decir, el salario que percibe ya no es por un trabajo concreto realizado, sino por estar un determinado período de tiempo en un determinado lugar, haciendo lo que al jefe se le ocurra (en el mejor de los casos, dentro de la ley).
Esa distorsión del concepto de "ganarse la vida" fue el puntapié inicial de "enfermedades modernas" como el stress, los ataques de pánico, etc.

Lore: A mi tampoco me gustan los despertadores ni los relojes de pulsera. El despertador lo reemplacé por la TV, en algún canal de música. Reloj de pulsera no uso. Soy un periodista extraño, no uso ni reloj ni celular. Quizás se deba a que no me interesa tanto la "primicia" sino el análisis de las noticias, que suele ser más atemporal.

Un abrazo.

15/8/06 19:28  
Blogger Yotro said...

Hola Daniel,

Por fin, otro periodista sin móvil! Bueno, la verdad más precisa es que sólo utilizo móvil para mandar mensajes a mi mujer ("Hola, ¿ya está despierta la hijita ... ¿quieres pescado para la cena"?).

Mis colegas siempre están recibiendo llamadas por móvil ... y están en la oficina! Es una locura. Muchas llamadas por móvil son absolutamente innecesarias.

Guardo otro negro secreto del periodismo ... no tengo ni tele. Si hay algo importante puedo descubrirlo por la radio o por el internet.

15/8/06 22:01  
Blogger Castor_Troy said...

Gracias a la tecnologia de hoy ya no soy esclavo de mirar mi muñeca izquierda a cada moemento ni tampoco usar despertador ya que mi celular amigo inseparable de todos los dias, incansablemente se encarga de cumplir estas tareas, el Lunes en la mañana debe ser el peor dia de la semana, ya que es el acondicionamiento de salir de tu descanso, de tu familia de lo que mas te gusta, al trabajo, sino te gusta lo que haces es un martirio retirar las sabanas del cuerpo, si te gusta lo que haces IGUAL jajajajaj pero sin tanto pesar. En cuanto a ASESINAR a los jefes, creo que de mil maneras a pasado eso por mi cabeza, los mandos medios de este pais son un caca se creen mas que los jefes mismos, yo creo compadre que .... francamente LA RAZA es la MALA ..la dura, con decirte que el otro dia lei un articulo facinante y lo publique ne mi blog que se "la cultura del slow down" que habla de los beneficios de los trabajadores en otros paises desarrollados, y nadie lo pesco jajaja...bueno sera buen post chao

16/8/06 11:10  
Anonymous loraparlanchina said...

He leido en algún blog la cultura "Slow Down" es una práctica que se está llevando a cabo en Suecia, muy interesante por cierto.

30/8/06 16:15  
Blogger Daniel de Witt said...

Lora: no conocía lo del "slow down". A partir de tu mensaje, busqué información en Internet, y es realmente interesante, más aún si lo comparamos con las abusivas condiciones laborales de Latinoamérica.
Saludos y gracias por el dato.

30/8/06 19:11  
Anonymous loraparlanchina said...

Te comento en relación a este post que definitivamente el lunes es el peor dia de la semana para mí, no sabes lo estresante que es, pero más que eso yo diría que nada se compara con la depresión que me da todos los domingos a eso de las 5 de la tarde, cuando ya sé que se avecina un lunes y que nuevamente tendré que dejar de lado mis tareas de ama de casa y madre de familia para sumergirme en este mundo laboral que cada vez me estresa más, creo que necesito unas vacaciones urgente.
Por cierto estoy pensando en algunos temas que me gustaría trates en este blog, más tarde entro al internet y te los digo, es solo una sugerencia para que satisfagas el gusto de esta fiel lectora de tu blog....saludos :)

1/9/06 15:02  
Blogger Daniel de Witt said...

Lora: proponé los temas que quieras. Si conozco el problema y puedo escribir algo, esperaré complacerte.
Un abrazo.

3/9/06 21:24  
Anonymous loraparlanchina said...

ok, here we go:

1) Machismo vs. feminismo
2) ¿Por qué los mandos medios laboramos más y mejor que los propios jefes?
3) Si no tienes "palanca" no consigues trabajo. (muchas veces la preparación académica no cuenta).

Espero poder conocer diferentes puntos de vista al respecto de estos temas. gracias y saludos :)
P.D.- Cabe indicar que son temas que se reflejan en el diario vivir de personas ecuatorianas, pero aún asi pueden aplicarse en otros territorios si vale el caso.

4/9/06 11:46  
Blogger Daniel de Witt said...

Lora, pensaré algo y trataré de escribir algo acerca de los temas que proponés.
En otro orden de cosas, me gustaría saber algo más de vos. Si no querés decir tu nombre, al menos decime en qué ciudad de Ecuador vivís, a qué te dedicás, esas cosas.
Un abrazo.

6/9/06 20:03  
Anonymous loraparlanchina said...

Te cuento soy Guayaquileña, soy Ingeniera, tengo 27 años y trabajo de Asistente en una empresa local, de ahí viene mi sugerencia de los temas que te propuse pues siento que en el ámbito laboral no importa mucho la preparación académica ni la experiencia que uno pueda tener, pues he visto en este sector mucha gente inexperta, incapaz mental, por no decir "gente bruta" ocupando buenos cargos, ganando sueldos exhorbitantes, cuando en realidad no se lo merecen, sin duda creo que un profesional es 50% preparación académica y 50% experiencia. Saludos cordiales :)

7/9/06 12:23  
Anonymous Mariann said...

Lora, esto que decís me recuerda a la máxima que reza que "El que sabe, sabe y el que no sabe es jefe".
Mi experiencia laboral me confirma que lamentablemente no se puede luchar contra ella y cualquier cosa que se haga será insuficiente. Esta regla se cumple siempre inexorablemente.
Te lo dice alguien que nunca llegará a ser jefa ya que es demasiado preparada y sensible para alcanzar dicho puesto.
Besos,
Mariann.-

7/9/06 19:05  

Publicar un comentario

<< Home

Locations of visitors to this page